lunes, 22 de julio de 2013

Resiliencia en el Nivel Inicial

Por Lic. Elena Santa Cruz
“Cuando la NADA es segura, TODO es posible.” Grupo Libertablas
En los últimos tiempos, la palabra “resiliencia” ha sido muy nombrada pero no siempre explicada. La resiliencia, en términos cotidianos, es “la posibilidad de ver la mitad del vaso lleno”. Es saber, desde la experiencia de la misma vida, que todo lo que nos sucede es para “aprender algo” y que, por ello, las diversas situaciones difíciles que nos toca vivir no solo es bueno “pasarlas” sino salir fortalecidos de la experiencia. Los docentes sabemos mucho de eso. Somos mediadoras y mediadores de diálogos, de resolución pacífica de conflictos, de mirar -desde la posibilidad de cada uno- la oportunidad de construir.
2013-07-15-Resiliencia
Michael Ritter (1991) define la resiliencia como “una respuesta global en la que se ponen en juego los mecanismos de protección, entendiendo por estos (mecanismos) no la valencia contraria a los factores de riesgo, sino aquella dinámica que permite al individuo salir fortalecido de la adversidad, en cada situación específica y respetando las características personales”.
“Situación dinámica”, como bien lo expresa Edith Grotberg (1996), lo cual permite pensar en la resiliencia como una construcción constante.
Algunos de los pilares básicos de la resiliencia son los que habitualmente trabajamos. Puede que no sepamos que formaban parte de esta, por eso hoy los nombraremos y veremos, en mínimos ejemplos, cómo los docentes los tenemos incorporados en nuestra tarea cotidiana.
- Cuando un docente valora el juego, las producciones, las acciones de un niño, esta actitud eleva su AUTOESTIMA. No todos los pequeños han sido mirados desde la valoración de su ser, y este sostén afectuoso les cambia la percepción de sí mismos.
- En cada ronda compartida, en los proyectos grupales, en las meriendas con una bandeja de galletitas para todos, la COOPERACIÓN es un modo natural de compartir. En el Jardín, la magia de lo cotidiano nos hace ver en gestos concretos que un espacio para todos es posible.
- En las risas, en la actitud positiva del docente, en la mirada alegre, el HUMOR muestra su capacidad de desdramatizar, su posibilidad oxigenante de pararse frente a los problemas. Maestra que ríe es puente a la alegría. Todo fluye de un modo más liviano, más sencillo… ya que una sonrisa sincera da seguridad y esperanza.
- Cuando un maestro apoya la AUTONOMÍA apuesta a lo que cada niño puede hacer de acuerdo con su edad y circunstancia. Un maestro comprometido sostiene amorosamente el camino a la independencia, camino largo, paso a paso, que aquí comienza en la certeza de saber que CADA NIÑO PUEDE Y TIENE DERECHO A UNA NUEVA OPORTUNIDAD. Desde aquella mochila que logra colgar de su percherito, a las primeras letras, cada paso es un nuevo avance en este maravilloso camino de ser niño.
- Los docentes de Nivel Inicial apostamos tozudamente a la CREATIVIDAD como un modo de ofrecer una manera de ver el mundo. Creemos en la diversidad, en la riqueza de las opiniones, en los debates que tan frecuentemente se dan en las salitas, pensando muchas veces que ojalá los adultos pudiéramos dialogar e intercambiar miradas con el mismo respeto, convicción y pasión con que lo hacen los niños. Sabemos que el juego es el modo de expresión, de canalización de sentimientos, y es un puente indiscutido a la resiliencia. En el espacio lúdico, el niño construye conocimientos, elabora situaciones, se proyecta, se divierte. Mientras juega, sueña con un futuro y es, probablemente, este sueño infantil el que recordemos por siempre con la cálida y profunda luz que irradia la infancia.
“El juego hace referencia a un movimiento de vaivén que se repite continuamente, un ir y venir, donde ni uno ni otro extremo son la meta final.” Gadamer, H. G. (1998).
Estos pilares de la resiliencia los sostenemos a diario, porque es nuestro modo de ver la educación. Un docente sabe que siempre hay una nueva posibilidad y que la felicidad, la educación y el juego son derechos de todos y, por eso, allí estamos, en NUESTRO LUGAR, JUNTO A LOS NIÑOS Y SUS FAMILIAS.
Y como nos gusta decir a los titiriteros…
“Allí donde uno de nosotros entre a un aula…TODOS, DE ALGÚN MODO, ESTAREMOS.”

FUENTE: CLUB EDIBA

No hay comentarios:

Publicar un comentario