miércoles, 4 de julio de 2012

FONDOS HERMOSOS









INTELIGENCIA EMOCIONAL EN NIÑOS CON SINDROME DE DOWN

Hoy en día ha surgido un movimiento dentro de la Psicología que trata de investigar y poner en práctica formas saludables para desenvolverse en la vida e ir forjando una personalidad equilibrada y optimista. En esta sección se irán presentando una serie de pautas útiles, tanto para padres como para todas aquellas personas que conviven con los niños, que tienen que ver con esta nueva forma de contemplar la inteligencia: la emocional.



¿Qué queremos decir cuando hablamos de inteligencia emocional?
 

Salovey y Mayer (1990) definieron inicialmente la Inteligencia Emocional como “la habilidad para manejar los sentimientos y emociones propios y de los demás, de discriminar entre ellos y utilizar esta información para guiar el pensamiento y la acción...”. Este término fue popularizado por Goleman (1996) y, en la actualidad, es la base de multitud de programas dirigidos tanto a niños como a adultos. En aquellos niños y jóvenes con síndrome de Down tiene una especial importancia, para conseguir que sean cada vez más capaces de adecuar sus emociones a las diversas situaciones en las que se desenvuelven, sentirse bien consigo mismos y relacionarse con los demás, de manera que puedan ir avanzando en su desarrollo personal.



¿Por qué es importante la Inteligencia Emocional en los niños con síndrome de Down?


Tradicionalmente, en el campo de las necesidades educativas especiales, se ha trabajado enormemente en el desarrollo de la mente racional del niño, pensante, dejando de lado la mente emocional, más impulsiva y aparentemente irracional. Estas competencias intelectuales son un componente importantísimo a desarrollar en los niños con síndrome de Down; sin embargo, es indudable que deben emparejarse con otros contenidos como son el hecho de que el niño aprenda a quererse, a conocerse, a saber relacionarse y a desenvolverse, poniendo en práctica estas habilidades tan importantes en la vida cotidiana para cualquier persona.

La alfabetización emocional, término que hace referencia a los programas concretos que pretenden facilitar un desarrollo de la inteligencia emocional, de las habilidades que tiene una persona para relacionarse de forma eficaz consigo mismo y con su familia, compañeros, profesores u otras personas de su entorno, es importante para cualquier individuo e igualmente válido para una persona con síndrome de Down, aunque con algunas especificidades relativas a sus necesidades concretas. Comunicar sus necesidades con precisión, solicitar ayuda, manejar la ansiedad, tomar un papel activo y controlar su lenguaje o, incluso, acomodar la forma de relación y convivir con compañeros de acuerdo a unas normas, se convierten para estos niños y jóvenes en habilidades básicas a desarrollar y podemos incidir en ellas desde la Atención Temprana.

La Atención Temprana busca potenciar las capacidades de los niños, actuando además en colaboración con las familias y el entorno. De este modo, se estimula el tacto, la vista, el razonamiento lógico, la creatividad, la motricidad. Sin embargo, la persona en su globalidad tiene otras facetas de su personalidad que pueden ser desarrolladas desde edades tempranas. La emocionabilidad y la sociabilidad, por lo tanto, entran en este grupo de capacidades menos intelectuales, aunque igual o más importantes, para el desarrollo de una personalidad armónica y completa.

Un programa específico en inteligencia emocional para los niños y jóvenes con síndrome de Down responderá, por lo tanto, a multitud de cuestiones que todos nos hacemos en el día a día: ¿se sentirán felices?, ¿sabrán salir airosos de situaciones novedosas?, ¿cómo se podrá potenciar su competencia social?, ¿cómo se fomentará que se sientan cómodos y aceptados por los demás y por sí mismos?

Se pretende completar la formación del niño desarrollando hábitos de expresión y comprensión adecuados de emociones y de habilidades interpersonales básicas para su equilibrio social, a la vez que técnicas de autocontrol del comportamiento.



¿Qué componentes tiene la Inteligencia Emocional?
 

Fundamentalmente, los componentes de la Inteligencia Emocional son: las emociones, los pensamientos y conductas, la auto-aceptación, la solución de problemas y las relaciones interpersonales.


Las emociones: el primer paso será aprender a identificar y etiquetar las propias emociones, desarrollar un vocabulario emocional, evaluar su intensidad y manejar sus reacciones emocionales identificando maneras adecuadas de expresarlas.


Los pensamientos y conductas: conviene que los niños comprendan la mutua relación entres sus pensamientos, emociones y comportamientos. Se tiene que desarrollar la motivación de logro de cada uno, para que puedan adquirir seguridad en lo que hacen y pidan ayuda sólo cuando lo necesiten. Controlar las emociones significa la capacidad para demorar gratificaciones y frenar la impulsividad.


La auto-aceptación: lo principal es que los niños desarrollen una aceptación incondicional de sí mismos y de los demás. Con este fin aprenderán a conocerse mejor, reconociendo cuáles son sus puntos fuertes y débiles; aprendiendo a quererse y aceptarse con independencia de sus errores, debilidades, rendimientos o, incluso, con independencia de las opiniones de los demás.


La solución de problemas: desde una edad temprana tienen que aprender que existen distintos tipos de situaciones y que cada una les exigirá unas u otras respuestas. Además, aprenderán a identificar diferentes alternativas de solución a los problemas. Todo ello se les enseñará con el fin de que aprendan a tomar las decisiones más convenientes y resuelvan de la mejor manera problemas cotidianos.


Las relaciones interpersonales: se basan en el autocontrol y la empatía, ponerse en el lugar del otro, e implican el desarrollo de la competencia social, la cooperación y los lazos de amistad. Los niños deben aprender a ponerse “en la piel” de otras personas, a iniciar y mantener amistades, comunicarse mejor con sus amigos, padres y profesores.



¿Qué papel tiene la familia en el desarrollo de la Inteligencia Emocional?
  
La mayor parte de los modelos de conducta se aprenden, sobre todo de los padres y las personas que rodean al niño. Para conseguir que el niño desarrolle su competencia emocional será, por lo tanto, imprescindible que los padres cuenten con la suficiente información como para poder desarrollarla en sí mismos y hacer que los niños también la aprendan y desarrollen. Si los padres son maduros e inteligentes emocionalmente y van aceptando progresivamente las cualidades tan positivas que tiene su hijo, éste recibirá mensajes positivos que le permitirán entender las consecuencias de sus conductas y por qué estas son o no favorables. La educación emocional empezará, de hecho, desde el hogar.

Los niños se irán formando en la madurez emocional a medida que los adultos les enseñen y practiquen con ellos. Son aspectos claves en este camino el hecho de manifestarles confianza, ser sinceros sobre lo que se les dice o evitar el control excesivo, a la vez que saber ponernos en su lugar para saber cómo se sienten, alentarles a decir lo que les gusta o desagrada y animarles a iniciar conversaciones y juegos con otros niños.
Los padres deben tener siempre presente que los niños aprenden poco a poco y que ellos son la principal fuente de información; es allí donde radica la importancia de formar y educar para poder adquirir una mejor madurez emocional; habilidades que no sólo les servirán para desenvolverse en la escuela y tener amigos, sino para toda la vida.

Los niños van avanzando desde la primera infancia, donde están más centrados en sí mismos, a ser cada vez más sociables, les encantan cada vez más los juegos colectivos y disfrutan de las relaciones sociales, pero este desarrollo radica en un buen aprendizaje. En el primer año de vida lo importante será prestar una gran atención a sus señales (su contacto visual, la sonrisa, las expresiones faciales, el llanto, sus movimientos...) y “escuchar” sus demandas, aunque las digan sin palabras. Los niños con síndrome de Down requieren un gran esfuerzo para interpretar correctamente las emociones y expresarlas de forma clara. Por esta razón, desde el comienzo de la vida, es importante que los adultos se fijen en las señales que muestran para proporcionarles una respuesta clara y les animen a expresar sus sentimientos mediante la mirada y los gestos corporales en un comienzo.

Según Vargas y Polaino-Lorente (2001) el ser humano necesita establecer vínculos afectivos con otras personas, ya que el aprendizaje comienza precisamente ahí, con la presencia y proximidad física, el contacto, el calor y la caricia de las figuras de apego. Sólo a partir de dicha vinculación el niño desarrollará la conducta exploratoria, la imitación y la identificación, que serán las principales fuentes de su aprendizaje. En definitiva, las primeras experiencias tienen una gran repercusión en el futuro desarrollo emocional, cognitivo y social del niño.

Cuando el niño va creciendo los padres pueden en ocasiones brindarle una ayuda excesiva anticipando sus necesidades, intuyendo lo que éste necesita emocionalmente, sin que llegue siquiera a expresarlo de una u otra forma. Será, por lo tanto, un objetivo a tener en cuenta el hecho de “no darle todo hecho”, sino facilitar momentos de calma donde el niño pueda ir expresando lo que quiere, que se sienta respetado para ir siendo cada vez más autónomo y consiguiendo metas por sí mismo.


Para desarrollar la Inteligencia Emocional, ¿qué habrá que tener en cuenta?
 

En las emociones hay distintos componentes que se mezclan y relacionan entre sí y que hacen de ellas una de las grandes cualidades del ser humano.

Cuando una persona se “emociona”, esto puede advertirse en varios aspectos:

Sus conductas: ante una emoción realizamos gestos faciales, decimos algo o nos movemos de un lado a otro. Estas expresiones pueden verlas los demás y, por lo tanto, nos comunicamos también por medio de ellas. Si los niños aprenden a reconocer estas señales será un gran paso para saber etiquetar emociones, ponerles nombre. Sin embargo, en multitud de ocasiones los sentimientos no suelen expresarse verbalmente, sino a través del tono de voz, los gestos, miradas, etc. La clave para reconocer las emociones reside también en la destreza para interpretar el lenguaje corporal, habrá que hacerles prestar una gran atención a estas señales para que aprendan a discriminarlas.

Sus signos corporales: unas u otras emociones inducen respuestas muy distintas en nuestro cuerpo como, por ejemplo, la aceleración del ritmo cardiaco, la sudoración, los movimientos del estómago o la tensión de los músculos. Cuanto mejor conozca el niño lo que le sucede ante cada emoción, mejor sabrá controlarlas y cambiarlas, si es necesario, por otras más adecuadas.

Sus pensamientos: lo que se piensa en cada situación influye notablemente en cómo se resuelva. Si los niños aprenden a sentirse capaces para salir airosos de situaciones que ahora contemplan como difíciles, se sentirán más seguros e intentarán resolverlas, prestando atención a lo que se dicen a sí mismos. Aquí entra también en juego lo que los adultos les decimos sobre lo que pueden hacer, lo que se les da bien y lo que deben intentar explorar. Comentarios como “Lo vas a hacer bien”, “Tu puedes” o “Qué bien te ha salido” son siempre mucho más gratificantes para ellos y les impulsarán a tener un mejor autoconcepto de sí mismos.
En el programa que se presenta se pretende trabajar primero las habilidades básicas de las emociones para, una vez puestas en práctica, aprovecharlas para trabajar otras capacidades más “laboriosas” que incluyen a las anteriores. Así, se trabajarán los siguientes módulos:
  • Conozco y expreso
  • Las emociones me hablan
  • Aprendo a controlar las emociones
  • Tengo autoestima
  • Puedo tomar decisiones
  • Sé hacer amigos y mantenerlos 
FUENTE: http://www.down21.org/
* PÁGINA CON EXCELENTE CONTENIDO. NO DEJEN DE VISITARLA

domingo, 1 de julio de 2012

ACUERDOS SUSCRITO/ EN LA JORNADA NACIONAL DE ACTUALIZACIÓN CURRICULAR


 

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN
ZONA EDUCATIVA CARABOBO
COORDINACIÓN DE EDUCACIÓN INICIAL


ACUERDOS SUSCRITO/ EN LA
JORNADA NACIONAL DE ACTUALIZACIÓN CURRICULAR
EFECTUADA EN MARACAY DESDE EL  14 AL 18 DE JULIO, 2008

ACUERDOS:  
  • Se trabajara con la propuesta: Currículo de Educación Inicial 2007 (en construcción) apoyados en Currículo de Educación Inicial 2005
  • Las aulas se organizan por espacios
  • Los espacios deben estar delimitados, identificados (letra grande negra o azul, fondo blanco) acorde a la edad.
  • El mobiliario y material didáctico debe estar identificado
  • Se debe hacer uso del cartel de selección
  • Los estantes doble cara no deben estar pegados a las paredes
  • Se deben usar colores pasteles, armónicos, lavables, que propicien bienestar y seguridad.
  • Evitar dos tonalidades, puede usarse degrades de colores
  • No se deben usar cintas decorativas
  • Evitar las puertas cerradas de los salones
  • Evitar números, letras, figuras geométricas, pegadas en las paredes.
  • Evitar humanismo y animismo al realizar las carteleras o fichas de imágenes
  • Evitar peligros potenciales (enchufes, cables sueltos, puntas de mesas filosas, lámparas, ventiladores en mal estado, entre otros)
  • En el espacio de experimentar y descubrir no se deben utilizar animales de plásticos, los mismos deben ser disecados o vivos, plantas naturales.
  • El espacio de experimentar y descubrir, debe estar presente al igual que los otros espacios, sobre todo en los últimos grupos, este puede funcionar dentro o fuera del aula.
  • Evitar el uso de los móviles
  • Se deben establecer normas por espacios y normas generales junto con los niños y niñas. Las mismas deben construirse en positivo
  • La cantidad de niños debe estar acorde al espacio físico
  • Los espacios deben contar con recursos variados, funcionales, reales y suficientes. También, se deben ir incorporando recursos de acuerdo al plan.
  • Las aulas deben tener buena iluminación y ventilación  (natural), es decir, aún cuando las aulas tengan aire acondicionado deben permitir la entrada de luz natural.
  • Se debe tomar en cuenta en todo momento la higiene dentro de la institución.
  • En los procesos de aseo, alimentación y sueño debe ejercerse permanentemente la acción pedagógica, enfatizando el uso de manteles, cubiertos por grupo etario, baberos, servilletas y jarros.
  • No permitir el uso del escritorio dentro del aula
  • Los afiches, carteleras, espacios de identidad nacional y  otros con tema de interés a los docentes y familias deben ser ubicados en un lugar del centro, es decir a nivel institucional.
En cuanto a la rutina diaria
·         El tiempo se debe ajustarse a la acción pedagógica (tradicional y bolivariana)
·         Se habla de Rutina Diaria o  Jornada
·         Hay tres momentos secuenciales que no podemos romper planificación del niño (a), trabajo libre en los espacios, intercambio y recuento.
  • Debe existir el cartel de la rutina diaria o jornada a la entrada del aula
  • El mayor tiempo de la rutina es el de trabajo libre en los espacios (1 hora y media), dependiendo de la etapa y si es medio turno o turno completo.
  • El momento de la rutina diaria: pequeños grupos y actividades colectivas, puede darse al inicio o al final.
  • El periodo de actividades colectivas es un momento más de la jornada, por lo tanto es dirigido por la docente y deben realizarse objetivos y estrategias variadas para trabajar con el mismo.  Al igual que el espacio exterior (su duración es de 20 a 30 minutos)
Planificación:
  • En el proceso de planificación se utilizan: planes diarios, semanales, quincenales, planes especiales, proyecto pedagógico y el proyecto educativo integral comunitario. 
  • En educación inicial los planes y proyectos no provienen del proyecto educativo integral comunitario (PEIC)
  • Los planes especiales deben estar inmersos dentro de las estrategias del proyecto pedagógico o planes.
  • No existe formato único de planificación, la condición establecida es que debe contener todos los elementos.
  • Los proyectos referidos a: animales, medios de transporte, frutas, cuerpo humano, deben ir estructurados de lo macro a lo micro, de lo general a lo específico.
  • No hay planificación de proyectos de aprendizajes referidos a números, letras, colores y formas geométricas ya que estos elementos están inmersos en todos los procesos.
  • No es lineamiento desglosar de un proyecto de aprendizaje planes diarios.
  • Se deben llevar observaciones focalizadas y no focalizadas, para la construcción de registros descriptivos y anecdóticos.
  • Mediante el análisis e interpretación de los registros surge el diagnóstico, y de allí se estructura la planificación que debe contener todos los elementos curriculares como: áreas de aprendizajes, componentes, objetivos, aprendizaje, esperado, estrategia y recursos
  • No es necesario forzar la secuencia entre las áreas de aprendizaje.
  • Los objetivos establecidos en el Currículo no deben ser modificados.
  • Debe existir continuidad y coherencia entre todos los elementos curriculares al plasmar la planificación. 
  •  las estrategias  deben estar plasmadas en los momentos de la rutina diaria.
  • Las estrategias deben ser variadas, motivadoras, mediadoras
  • Las técnicas a utilizarse son: la observación y la entrevista
  • Los instrumentos a utilizarse son:  registros descriptivos, anecdóticos,  lista de indicadores y cuadernos de incidencias diarios (maternal)
  • No se debe utilizar lista de cotejo ni escala de estimación.
  • Los indicadores surgen del aprendizaje esperado
  • Los indicadores deben construirse tomando en cuenta el nivel de desarrollo real y no como una plana.
  • Los indicadores deben estar desglosados de lo más simple a lo más complejo y de acuerdo a los niveles de aprendizaje y a las características del grupo etario
Acompañante pedagógico:
  • Si existe la figura del subdirector no se requiere del acompañante pedagógico.
  • No pueden ser acompañantes pedagógicos docentes con cláusula 95 o que hayan tenido y docentes especialistas.
  • Es válido la figura del acompañante pedagógico cuando haya más de 6 DOCENTES.
  • Es deber del acompañante pedagógico, realizar visitas de acompañamiento a las docentes de la vía de AEEFC.
  • Realizar cronogramas de visitas, plan de acción por trimestre y presentarlo al director.
  • El acompañante pedagógico debe sistematizar sus acciones que garanticen y generen cambios.


ATENCIÓN EDUCATIVA EN ESPACIOS DE FAMILIA Y COMUNIDAD (NO CONVENCIONAL):
·         La planificación debe contener un diagnóstico, el cual surge de la interpretación de los registros focalizados y no focalizados.
·         Se debe usar planificación semanal que contiene: diagnóstico, áreas de aprendizaje, componentes, objetivos, aprendizaje esperado y estrategias dirigidas a las familias por cada momento. 
·         La docente de AEEFC, deben ser adscritas a los Centros de Educación Inicial.
·         Deben ser definidos y reconocidos como docentes del subsistema de Educación Inicial que atiende la vía de atención educativa no convencional.
·         Es de carácter obligatorio la inserción de la matricula atendida por estos profesionales de la docencia al sistema nacional de registro y cedulación escolar (SINACOE)
·         Es responsabilidad del director del plantel, del acompañante pedagógico institucional y del  responsable de formación permanente del Municipio Escolar el cumplimiento de la jornada de acompañamiento y seguimiento a esta vía de atención.
·         Es compromiso ineludible de los Directores de Planteles,  Municipios Escolares el garantizar el ingreso de esta matricula a los Centros Simoncito y Centros de Educación Inicial inmersos en el contexto a donde estén adscritos, partiendo de las normas de funcionamiento de los centros educación inicial (léase articulo 20, normas de funcionamiento, cantidad de niños por grupo etario y adultos significativos)
·         Se garantizará el ingreso de los niños (as) de AEEFC, en los siguientes términos: matricula 3, 4 y 5 años, mediante el establecimiento de un estudio socio – económico, elaborado por los docentes de la vía de AEEFC, miembros del CAIPI (en donde exista), por el Consejo Comunal de Planificación Pública del sector, o por el organismo representativo de la comunidad, que establezca la necesidad real del ingreso. Mediante actas contentivas con el: nombre de los niños, de sus familiares, cédula de identidad de los representantes, cédula escolar del niño y grupo etario al cual corresponde, todo esto con el fin de garantizar la sustentabilidad del proyecto.
PROPUESTAS
·         Que todos los actores involucrados en el sistema Educativo unifiquen criterios y se hable un solo lenguaje. Tomando en cuenta el contexto de cada Estado.
·         Proponer encuentros de docentes para elaborar bancos de estrategias innovadoras e indicadores por cada aprendizaje esperado según el grupo etario. 
·         En el caso que la institución cuente con personal especialista, el mimo (a), debe involucrarse a la rutina diaria.
·         Garantizar en forma permanente los procesos de iniciación para los diferentes grupos al inicio del año escolar en correspondencia a los tiempos establecidos por grupo etario.
·         Registrar y sistematizar los resultados del  proceso de iniciación.  
·         Los procesos de entrega alimentaría, deben adecuarse a horarios establecidos.
·         Incorporar peineteros, cepilleros y pañeros dentro del aula.
·         Planificar estrategias para los niños (as), que no se incorporen a los procesos de sueños.
·         Mantener el tiempo asignado para realizar en conjunto las planificaciones (directivo, docente, acompañante pedagógico, auxiliar y especialista)
·         Establecer compromisos entre el personal directivo y docente de la atención Educativa convencional y no convencional en cuanto a la acción pedagógica.
·         A través de los distritos escolares realizar actividades en conjunto que garanticen el apoyo durante la acción pedagógica.
·         Que las Zonas Educativas, Municipios Escolares, Direcciones de planteles, velen por el buen funcionamiento de los Centros de Educación Inicial (Simoncito, Tradicionales, Bolivarianos y Unidades Educativas con secciones de inicial)
·         Garantizar la ejecución de las jornadas de formación gerencial en todo el estado, para garantizar el buen funcionamiento administrativo y pedagógico de los centros.
·         Realizar encuentros entre los diversos estados, para la construcción de estrategias mediadoras del docente.
·         Sensibilizar y bajar lineamientos a las escuelas y docentes de educación convencional para que conozca el trabajo y funciones de los docentes AENC, para mejorar la articulación en el Subsistema de Educación Inicial.
·         Solicitar a los directores la distribución por grupos de edades de los niños y niñas en las aulas.
·         Mantener el personal formado de los diferentes Municipios y Estados para que  se mantengan como equipo de apoyo, verificando su currículo, compromiso y  disposición ante el trabajo en equipo para que no se pierdan los lineamientos bajados y acuerdos establecidos en las formaciones.
·         Llevar un control y seguimiento a las construcciones realizadas por FEDE, para que consideren la previsión de peligros potenciales., así como la calidad de las mismas.
·         Formar a los supervisores por subsistema, ya que en su gran mayoría son de otra especialidad y desconocen el funcionamiento, trabajo y labor diaria del docente y Rutina Diaria, la planificación y ambientación de los diferentes espacios.
·         Propiciar encuentros de docente para intercambiar experiencias, en relación a los aspectos abordados en la formación, para multiplicar la información.
·         Para el proceso de planificación se  propone reunirse una vez a la semana, a la hora de descanso todos los docentes y una auxiliar o acompañante pedagógico y el directivo.
·         Realizar a las instituciones escolares visitas de asesoramiento metodológico y de supervisión donde se verifiquen y orienten la  organización, seguimiento, control, ejecución y evaluación de los procesos que realiza el docente.
·         Propiciar círculos de estudio entre docentes y vinculantes de manera tal que comiencen a dominar los niveles de desarrollo, de aprendizaje real, los niveles de planificación, de adquisición del lenguaje oral y escrito y de dibujo, entre otros, por los cuales pasa el niño y la niña.
·         Se puede trabajar el horario integral  por extensión.
·         Incluir mayor cantidad de estrategias al planificar relacionadas con artes
·         El ministerio de Educación debe ser garante de la divulgación de las políticas y líneas  estratégica de la educación inicial, y a través de micros, promover la línea estratégica de la vía de atención educativa no convencional.
·         Establecer CAIPI locales (cada sector), para viabilizar su Municipalización.
·         Diseñar estrategias de divulgación bajo el compromiso de los Municipios Escolares y de los CAIPI, con el fin de dar a conocer la vía de AENC.
·         Realizar seguimiento por parte del director del plantel a docentes, asistentes, personal ambientalistas, padres y representantes en cuanto a situaciones de maltrato en contra de los niños y niñas, partiendo de denuncias escritas y comprobadas.
·         Articular la Educación Inicial con los organismos de protección y prevención de los niños y las niñas.
·         Darle una inducción a los responsables del PAE, sobre el modulo de hábitos de higiene y alimentación.                                                                          


22/07/2008

Estilos de aprendizaje



El aprendizaje se refleja en la forma que respondemos al ambiente, a los estímulos sociales, emocionales y físicos, para entender nueva información.
El estilo de aprendizaje se define como la forma en que  la información es procesada a través de nuestros sentidos.
Existen tres estilos de aprendizaje básicos: visual (se facilita el aprendizaje al niño a través de imágenes, por ejemplo si le dicen que es un gato el niños vera un animal pequeño con cola, cuatro patas, etc.) , auditivo (el aprendizaje se dará a través de los sonidos, con el ejemplo del gato el niño nos dirá hace “miau”), o kinestesico (el niño aprenderá tocando, manipula o imitando los movimientos, siguiendo con el ejemplo del gato el niño podrá recordar como se siente su pelo que es suave largo o como salta el gato)
Es común la combinación de estilos de aprendizaje primarios y secundarios.Como padres podemos tener preferencia a una forma de aprender, pero debemos tomar en cuanta como es que lo hace nuestro niño. Podemos, mediante ejercicios, determinar cuál es el estilo de aprendizaje de nuestros hijos y estimularlo en base a este.
Para evaluar el visual nos podemos valernos de fichas de cosas nuevas y ver cuantas logra retener. Juegos: memoria, dominó, cartas.
En el caso de la auditiva cantarle una canción un par de veces y pedirle que nos la repita.
Y por ultimo la kinestésica hacer una rutina de movimientos como saltos, giros, volantines, etc. Y pedirle que nos lo repita un corto  periodo.
De esta forma sencilla podemos ubicar de qué forma aprenden y mejorar el rendimiento de sus niños a través de este estilo.

Fuente: Cosas de la infancia.com

Estimulación vestibular en el primer año de vida


La estimulación vestibular es una de las primeras acciones de intervención que de manera inconsciente pero consistente realizamos al bebé, incluso desde antes de su nacimiento. El vestíbulo, es un pequeño órgano, alojado al inicio del oído interno en cuyo interior se encuentran los receptores sensoriales del equilibrio, los que informan al cerebro sobre los diferentes cambios de posición para que este a su vez, dirija al resto del cuerpo, las posturas y movimientos coordinados que este debe adoptar en el espacio en el que el cuerpo esta ubicado.

Este órgano madura progresivamente conforme el bebé primero, y el niño pequeño mas adelante, se van desarrollando motrizmente, es decir, conforme se presenta sus distintas etapas motoras, el vestíbulo se encarga de permitir que estas se den por su acción de coordinar con el cerebro la información sobre los cambios de posición que se presentan en estos distintos momentos.



Si bien toda esa secuencia de desarrollo motriz implica además la coordinación y progresiva madurez del sistema neuromuscular, el equilibrio está presente permitiendo el dominio y habilidad motriz característico de cada etapa.

Khepart, insiste mucho en la importancia del equilibrio para la formulación de juicios perceptuales adecuados, ya que los niños no pueden orientar sus cuerpos con relación al espacio tienden a cometer errores en la formulación de juicios. Es decir el equilibrio además de ser el que coordina estabilidad en una postura, permite que la información que ingresa por los canales, visuales, auditivos, y motrices, se elabore en nuestro cerebro a manera de percepciones las cuales nos permitirán interpretar el mundo sin distorsionarlo, es decir hacer juicios sobre este, sobre los cuales se asentarán juicios mas elaborados o aprendizajes más elaborados.

El equilibrio es de dos tipos:
Estático El primero se refiere al control del cuerpo en términos de manejarlo a este con respecto a la fuerza de gravedad, al espacio y a los objetos que en este se encuentran en estado de reposo.
Dinámico El equilibrio dinámico es el control del cuerpo cuando este está en movimiento. En referencia al desarrollo motor descrito con anterioridad, revisemos en que momentos se presenta el equilibrio estático y en que otros el dinámico.
EQUILIBRIO ESTATICOEQUILIBRIO DINAMICO
  • Control de Cabeza y sus distintos momentos de evolución. (descritos en el item anterior).
  • Sentarse, desde los 2 a 4 meses cuando se sienta con ayuda a los ocho meses cuando se sienta sin apoyo.
  • Gatear, a los 6 y 7 meses se mantiene en posición de gateo.
  • En pié. Desde los 6 meses donde se mantiene en pie con ayuda hasta los 11 meses donde se mantiene sin ayuda, finalmente a los 23 se mantiene en un solo pie sin ayuda.
  • Caminar. Al ponerse de pié y dirigir con voluntad el cuerpo hacia un objetivo, esta elaboración la realiza antes de desplazarse.
  • Patadas y saltos. Desde los 20 meses se ubica frente al balón y dirige su cuerpo para patearlo. 
  • Sentarse cuando de la posición de acostado, o rodillas el niño cambia a la posición de sentado, a partir de los seis meses, hasta los 18 meses cuando trepa en una silla de adulto para sentarse.
  • Girar sobre si mismo desde el segundo mes cuando da un giro de 180 grados hasta los cinco meses pasa de boca arriba a boca abajo y es capaz de hacer un giro de 360°.
  • Gatear, cuando con un completo patrón cruzado se desplaza primero en un espacio plano (7 meses) y luego sube las escaleras gateando (14 meses).
  • En pié. A los 13 meses se pone de pie de la posición de gateo o sentado, a los 16 se agacha y se incorpora.
  • Caminar. Desde los 8 meses cuando da unos pasos sujeto por el dorso, a los 12 meses camina solo, a los 14 de lado, a los 15 hacia atrás, a los 17 sube y baja escaleras sostenido de la barandilla, a los 18 inicia la carrera y a los dos años corre rápido.
  • Patadas y Saltos, desde los 22 meses corre detrás del balón y lo patea a la orden. Desde los 23 meses salta en un mismo sitio y a los 24 meses salta desde un escalón.

Sin embargo, es posible estimular con acciones programadas, sistemáticas y secuenciadas el equilibrio. Presentamos a continuación una lista de sugerencias.

 
Del primer al 5to mes:
  • Podemos cargar al bebé de distintas maneras, sentado, semi acostado, con todo el cuerpo extendido, etc.
  • Desplazar al bebé boca arriba o boca abajo en una colcha o toalla grande sobre una superficie extensa.
  • Sentar y acostar al bebé, como si hiciera abdominales, sosteniéndolo de las muñecas.
  • Sosteniendo al bebé por la espalda girarlo de boca arriba a hasta que se acueste de lado. Realizar este ejercicio para el otro lado.
  • Acostar al bebé en distintas maneras, boca arriba, boca abajo, de lado, semi sentado, etc.
  •  Acostar al bebé boca abajo sobre una almohada que se ubica en el pecho, para que intente controlar la cabeza.
  • Mientras se carga al bebé moverse o bailar con el bebé.
  • Bailar con el bebé distintos ritmos.

Del 6to mes al año:
  • Sostenido a nivel de las axilas, hacerle saltar sobre una superficie suave.
  • Poner a nivel del suelo, muchas colchonetas para que role, gatee o camine con obstáculos.
  •  Mientras, rola, gatea, o camina, jugar protegiendo su cuerpo al borrachito, es decir moverlo de un lado al otro o hacia delante o atrás. Este ejercicio puede fastidiar al bebé, por ello se recomienda no abusar de el.
  • Mientras, rola, gatea, o camina, cambiar la dirección por la que se desplaza, es decir, si se dirige adelante, cambiarlo para que se dirija hacia atrás, de manera que tenga que corregir por su propia cuenta este cambio.
  • Mientras esta sentado, ponerle muchos objetos suaves sobre el para que se los quite de encima antes de desplazarse.
  • Con el cuerpo de los padres hacer obstáculos para que se desplace por ellos, por ejemplo el túnel donde debe pasar por debajo de las piernas de los padres o el puente, donde debe pasar sobre las piernas de mamá y papá que están extendidas en el suelo y obstaculizan su paso. Pueden hacer la montaña, donde la mamá esta acostada de lado y el bebé debe trepara sobre ella para vencer este obstáculo.
Pueden provocarse otras acciones de estimulación complementarias a las que sugerimos, para lo cual motivamos creatividad pero sobre todo muchísimo afecto. No debemos olvidar que el equilibrio es un complemento de los otros aspectos motrices, como la locomoción, el contacto, la recepción y propulsión, la imagen corporal y la lateralidad.

Mgst. Ximena Vélez Calvo
Fuente: Cosas de la infancia.

Beneficios del Gateo


El gateo es un proceso que constituye un gran avance para el bebé, a nivel neurológico y de coordinación. El gateo prepara al niño para posteriores aprendizajes, especialmente para el proceso de lectura y escritura; de igual manera le permitirá tener mayor autonomía, pues podrá desplazarse con toda libertad y seguridad por donde él desee. 
El gateo permite crear conexiones entre los hemisferios del cerebro, así pues cuando el bebé gatea coordina sus movimientos de tal manera que el brazo derecho va sincronizado con el pie izquierdo y el brazo izquierdo con el pie derecho (patrón cruzado), esto es posible gracias a que la información es pasada de manera rápida de un hemisferio al otro, como se sabe, el hemisferio derecho controla los movimiento de las extremidades izquierdas de nuestro cuerpo y el hemisferio izquierdo controla los movimientos del lado opuesto. Cuando ambos hemisferios trabajan de manera coordinada es posible realizar movimientos en simultáneo con ambos lados del cuerpo como por ejemplo pasarse objetos de una mano a otra o tomar apuntes cuando estamos escuchando una clase. Este tipo de conexiones no sólo permitirá adquirir destrezas motoras y movimiento sino también permitirá el desarrollo de diferentes funciones cognitivas.   Por otro lado cuando el bebé gatea, recorre diferentes superficies y texturas, esto permitirá desarrollar la sensibilidad táctil de los dedos y de la palma de la mano, lo que favorecerá el agarre de objetos pequeños, coger correctamente el lápiz e iniciar con éxito el proceso de escritura.

Además de ello es necesario saber que el gateo favorece los procesos de convergencia y acomodación visual, esto permite focalizar correctamente un objeto y saber a qué distancia está y dónde se encuentra ubicado (nociones cerca-lejos), es decir que gracias al gateo hemos aprendido a resolver problemas tales como superar obstáculos, librarnos o pasar sobre ellos, realizar juegos de encaje, rompecabezas y cualquier problema que requiera la orientación espacial.   En consecuencia, el gateo permite adquirir procesos y habilidades importantes para el futuro del niño, es importante estimularlo pero tampoco forzarlo, si su bebé aún no gatea, no se alarme, pues todos los niños tienen un particular ritmo de desarrollo, a veces los niños que gatean más temprano tardan más en caminar, pues les parece más fácil y rápido que mantener el equilibrio caminando. Lo importante es que el niño se desarrolle con normalidad y que asiste a todos sus controles pediátricos.   ¡Importante!   No olvide: Respete el ritmo de aprendizaje de su niño, no lo presione, el desarrollo es un proceso evolutivo, no una competencia.

Fuente: Cosas de la  infancia

Las Ludotecas


Las ludotecas son espacios especialmente creados para que los niños (as) desarrollen su personalidad a través del juego en libertad. Aunque el deseo de jugar es espontáneo en el niño, las ludotecas canalizan sus esfuerzos para potenciar el desarrollo de la personalidad infantil por medio de las actividades lúdicas, convirtiéndolo así en una actividad placentera. Para el niño, es un instrumento de aprendizaje importantísimo, no son simplemente lugares donde el niño pasa parte de su tiempo, las ludotecas son una herramienta muy valiosa para su educación y desarrollo.
Las ludotecas son espacios similares a una biblioteca pero éstas están habilitadas por juegos y juguetes. En ellas, la formación se da en un ambiente libre de tensiones, exigencias o expectativas para que pueda funcionar en términos de necesidades auténticas y no de mecanismos de adaptación y defensa. Desde la ludoteca se trabaja la potenciación del asociacionismo infantil, y fomento de la participación ciudadana.
CLASIFICACION E.S.A.R  ¿En qué consiste el sistema ESAR?
Es un sistema de organización y clasificación de los juegos, que nos permite disponerlos de acuerdo a las posibilidades y preferencias de los niños de acuerdo a las características de su estado de desarrollo. De esta manera se disponen de cuatro espacios o áreas de trabajo. 
 
Bajo este sistema, cada área se caracteriza por trabajar aspectos psicológicos, sociales, afectivos culturales y motrices particulares. El tipo de juegos que se agrupan en el área de trabajo de la siguiente manera:

  • E: juegos de ejecución orientados al desarrollo de la inteligencia senso-motriz. Incluye juegos que estimulan el desarrollo de habilidades motrices finas y gruesas, a través de su manipulación y su uso.
  • S: juegos simbólicos que desarrollan la comunicación, la imaginación, la interacción, la construcción de normas y valores. Permite que los niños, al representar la vida de los adultos, descubran las relaciones que se dan en la sociedad, la historia, y las emociones propias de su familia y su comunidad. Dispone de disfraces, teatro y títeres, por medio de los cuales se pueden dinamizar actividades de juego de roles, invención de historias, representaciones de simulaciones de aspectos de la vida cotidiana de los usuarios.
  • A: juegos de armar que refuerzan las habilidades para la creatividad, la construcción de conceptos de tamaño, volumen, forma, colores. Estimulan el descubrimiento que el todo está compuesto por partes y la noción de seriación y clasificación. Incorpora juegos de cubos, rompecabezas, legos, loterías.
  • R: juegos de reglas simples y complejas, promueven la interiorización y el valor de las normas y se forjan como un espacio rico para el trabajo sobre valores como la tolerancia, el respeto y formas alternativas de comunicación e interacción no violenta.
Juan Manuel Torvisco T.
Ludotecario-Perú