sábado, 5 de enero de 2013

Estrés docente


El estrés docente es más que estrés. Constituye una manifestación de desequilibrio entre las demandas que recibe el docente y su capacidad y recursos para responderlas adecuadamente, constituye un avisador que estimula al cambio e informa de su necesidad en la intervención sobre ese desequilibrio de forma que la resolución del mismo conlleve un desarrollo en el individuo y no un estancamiento.


Algunos de los consejos que nos dan los expertos para reducir ese estrés docente tan común en nuestros días son los siguientes:

1.- Participa en actividades sociales con la familia y amigos.

2.- Lee libros de novela, biografía, ciencia, naturaleza…no relacionados con tu trabajo.

3.- Visita museos o galerías de arte por su valor estético, sin más.

4.- Dedica unos minutos por día a recordar tu pasado, mira fotos de familia y amigos.

5.- Ve al cine, al ballet, al teatro, a conciertos… Matricúlate en algún curso de arte o empieza a tocar el violín, el piano…

6.- Acuérdate cada día que la vida no se acaba en ese momento. No es necesario que todos tus proyectos estén acabados en una determinada fecha.

7.- Pregunta a tus familiares qué es lo que han hecho durante el día, y escúchales atentamente mientras te lo cuentan. Escribe cartas a tu familia y a tus amigos.

8.- Reemplaza tus sentimientos irracionales por estas sugerencias:
Di a tu pareja o a tus hijos o a tus padres que les quieres.
Procura hacer nuevos amigos
Haz saber a tus amigos que estás dispuesto a ayudarles.
No hables con determinadas personas de ciertas materias sobre las que ya sabes que mantenéis opiniones diferentes.
Busca la belleza y goza de las cosas.
Párate si corres demasiado. Juega a perder de cuando en cuando.
Expresa tu aprecio ayudando y animando a los demás.
Mírate al espejo varias veces al día. Busca en tu cara signos de gravedad y angustia y pregúntate si tienes necesidad de ofrecer semejante aspecto.
9.- Camina despacio y expansiónate. Conduce más despacio y ahorrarás energía, y multas.

10.- Reduce los estimulantes como la cafeína. No comas vorazmente.

11.- No te comas las palabras. Habla lentamente e interrumpe menos frecuentemente.

12.- Levántate antes para sentarte y relajarte. Escucha música mientras te aseas…

13.- Sal antes de casa y dirígete a tu trabajo por una ruta más pintoresca que la de siempre. Evita las horas punta.

14.- Procura no usar el coche. Usa transportes públicos: lee y observa a la gente.

15.- No hagas dos cosas a la vez.

16.- Espacia las responsabilidades. No tengas prisa. Aplaza lo menos importante.

17.- Tómate algún tiempo para ti mismo (escucha música, haz deporte, relájate, lee, medita…)

2 comentarios: